[]

Plan Padrino

 

No hay problemas que no podamos solventar juntos, y muy pocos que podamos solventar solos.

 

Lyndon Baines Johnson

¿Quiénes pueden ser padrinos?

Toda persona que quiera apoyar a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes diagnosticados de cáncer y a sus familias.

Puedes vincularte solo o con tu familia, amigos o grupo de trabajo, empresas, comunidades, organizaciones o asociaciones; todos podemos contribuir al bienestar y la calidad de vida de nuestros pequeños y grandes héroes.

¿Cómo apadrinar?

 

Actualmente el apoyo de plan padrino representa un aporte de 70 mil pesos mensuales, distribuidos en los beneficios mencionados.

 

Tarifas vigentes y formas de pago:

Trimestral: 210.000 pesos.

Semestral: 420.000 pesos.

Anual: 840.000 pesos.

 

Contáctanos: Al correo apapachando@fundacionmariajose.org, a nuestros teléfonos 2 568 850- 3 577 440 – 311 203 4185 – 313 822 2695 o visítanos en nuestras sedes en Bogotá, Av. Calle 80 No. 20 C – 73, sede San Felipe o en la Cra. 22 No. 80 bis – 10, sede El Polo.

 

Recibe más información de cómo vincularte: Te contamos detalladamente todo el proyecto de Plan Padrino.

 

Haz tu consignación o transferencia, e inicia una nueva etapa en tu vida dando felicidad: Después de realizar la consignación de forma trimestral, semestral o anual a la cuenta de ahorros Bancolombia PLAN PADRINO APAPACHANDO #03386976481, envíanos el soporte a nuestro correo apapachando@fundacionmariajose.org con asunto soy APAPACHADOR y forma parte de nuestra Familia.

Tus donaciones pueden ser certificadas para la reducción de impuestos. Ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN)

¡Sé un Apapachador!

Gracias a tu apadrinamiento, ayudas a disminuir los factores de riesgo de abandono del tratamiento médico relacionados con la vulnerabilidad económica, social y emocional, contribuyendo a la mejora de la calidad de vida de los niños, niñas y adolescentes diagnosticados de cáncer y a sus familias.

 

Con tu aporte brindamos los siguientes beneficios totalmente gratuitos:

  1. Acompañamiento psicosocial.
  2. Apoyo Nutricional (Canasta básica familiar).
  3. Asesoría Jurídica.
  4. Apoyo de movilidad para la asistencia a las citas médicas y hospitalizaciones en el perímetro urbano.
  5. Alianza con la red de hogares de paso para alojamiento.

QUÉ RECIBE CADA NIÑO

Acompañamiento Psicológico

 

En La Fundación María José brindamos un acompañamiento psicosocial a nuestros pequeños con diagnóstico oncológico y a sus familias, con el fin de disminuir los posibles efectos negativos, emocionales, familiares y sociales presentes durante y después del tratamiento.

Apoyo Nutricional:

 

La importancia nutricional necesaria para el paciente oncológico pediátrico es esencial para enfrentar los efectos secundarios del tratamiento médico. Por esto es necesario brindar a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y a sus familias, productos de la canasta básica familiar adicionales a los suplementos nutricionales, disminuyendo el impacto negativo económico y emocional de su núcleo familiar presente durante este proceso.

Asesoría Jurídica:

 

Ley 1388 “Por el derecho a la vida de los niños con Cáncer en Colombia”

 

En el actual sistema de salud se presentan diversas barreras de acceso a la atención médica de los NNA (niños, niñas y adolescentes) con diagnóstico de cáncer. Para superar dichas barreras contamos con el apoyo de abogados expertos en salud, dispuestos a brindar soporte legal a nuestras familias, estableciendo mecanismos de protección de derechos.

Apoyo de movilidad en el perímetro urbano:

 

Para apoyar a los padres con los gastos generados por los constantes traslados de su casa al hospital, a citas médicas, laboratorios, autorizaciones, reclamación de medicamentos, además de los trámites del sistema de salud, en Fundación María José les facilitamos una tarjeta “TuLlave” que favorece la movilidad de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y su cuidador.

Direccionamiento con hogares de paso para alojamiento:

 

Sabemos que muchos de nuestros niños y sus familias no se encuentran radicados en la ciudad de Bogotá, sin embargo, muchos de ellos son remitidos para recibir tratamiento médico en la capital, donde requieren de hospedaje. Nuestro equipo social direcciona las familias a los hogares de paso, de acuerdo con las características y necesidades de atención, con el fin de que encuentren un lugar que los acoja.